Noticias

  • La LPB apuesta por el desarrollo de nuevos talentos

    El baloncesto venezolano está atravesando momentos difíciles ante la posible ausencia de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB). Esta situación ha llevado al desarrollo de un nuevo proyecto para mantener el impulso del talento deportivo juvenil en las canchas de todo el territorio nacional.

    Durante una conversación entre el entrenador y fundador del Movimiento Somos Baloncesto, Bruno D´ Addezio y el presidente de la LPB y propietario de Bucaneros de La Guaira, Alinson Chacón,  surgió el tema sobre el gran vacío que existe en el baloncesto venezolano con la ausencia de los jóvenes entre 18 y 19 años que no cuentan con el talento o la fortaleza para jugar a nivel profesional, abandonan su carrera deportiva al no tener un escenario donde desarrollarse.

    “Armé el proyecto a Alison le gustó, luego él se lo presentó a los dueños de equipos de la liga y de allí nació lo que va a hacer la “LPB Promo U25” comentó en entrevista a El Universal, D´ Addezio.

    La LPB Promo U25 estará conformada por 10 circuitos los cuales llevarán el nombre de un equipo de la LPB. El jugador debe tener menos de 25 años y no haber jugado más de cinco minutos promedios en la LPB, lo que le brinda oportunidades a los atletas que ven pocos minutos o no tienen acceso a la LPB.

    “Cada circuito abarca los estados limítrofes, porque nos pusimos un propósito en vista de la situación económica y también de logística con menos gastos posibles y la idea es que se juegue los sábados con la posibilidad de viajar y jugar el mismo día, para evitar todo una serie de gastos”

    Una de las características de hacer el certamen sabatino, es no interrumpir con la rutina diaria de la sociedad, un jugador podrá trabajar y entrenar las noches y jugar los sábados igual los estudiantes.

    “Esto no es una liga de corte profesional, lo que se quiere es que sea una vitrina para jugadores y árbitros, además de llevar el basquetbol de un cierto nivel a ciudades o lugares donde no llega la LPB por cuestiones de infraestructura porque los equipos son solo diez”.

    Será una competencia que se llevaría a cabo los meses donde no actúa la LPB. Por este debido a la problemática que existe con el comienzo del principal torneo de baloncesto venezolano se estima que esta liga arranque la primera semana del mes de abril. “Luego eso podría empezar en junio y podríamos llamarla la liga de invierno, se trabajaría por cuatro meses”.

    La competencia es un apoyo para los jóvenes talento que buscan un espacio para desarrollarse dentro del tabloncillo.

     “Hay jugadores sobre todo los del juego interior, los pívot, que tienen un tiempo de desarrollo un poco más largo y su desarrollo se complementa o se termina es compitiendo, entonces muchos de estos jugadores de más de dos metros de estatura se pierden porque cuando termina el ciclo de 18 o 19 prefiere retirarse porque no tienen donde jugar”.